Decorar con fotomurales ya es tendencia

0
113
Fotomural Bahia de Zagare

No hace mucho que los fotomurales surgieron como la alternativa ideal para decorar una amplísima variedad de superficies. Desde entonces han ido adquiriendo más protagonismo, sobre todo en lo que respecta a decoración de hogares y negocios.

En parte, este aumento de la popularidad de los fotomurales tiene que ver con su increíble versatilidad, ya que pueden personalizarse en distintos tamaños para que puedan ser colocados en superficies complicadas de decorar (como una columna). Este elemento decorativo ofrece casi infinitas posibilidades de adaptación.

Cuadros, fotolienzos o similares tienen muchas más limitaciones a la hora de colocarse en este tipo de espacios, en los que resulta complicado instalarlos debido a que no son tan versátiles como un fotomural.

¿Cómo se puede comprar un fotomural?

Aunque aún no hay demasiadas empresas dedicadas en exclusiva a la elaboración y comercialización de fotomurales, sí que pueden encontrarse algunas alternativas si hacemos una sencilla búsqueda en Google. No obstante, que una empresa aparezca en Google no es sinónimo de que ofrezca un buen servicio al cliente, por eso es recomendable fijarse en que la empresa cumpla con todas las políticas legales aplicables a las tiendas online, como Dekoshop.

Dekoshop es una empresa centrada en la venta online de fotomurales, vinilos, cuadros y plantillas adhesivas. En su catálogo se pueden encontrar infinidad de diseños distintos de fotomurales, con distintos tamaños para que puedan adaptarse a la superficie en la que desee colocarse.

¿Cómo instalar un fotomural?

A la hora de instalar un fotomural existen dos alternativas: o bien se recurre a los servicios de un profesional que ya disponga de las herramientas apropiadas, o se puede adquirir el kit de instalación de la propia tienda de Dekoshop para hacer la instalación uno mismo.

“Los pasos para colocar correctamente el fotomural son sencillos”, afirman en Dekoshop. “En primer lugar, deben marcarse líneas verticales cada 50cm de la superficie en la que va a colocarse, para colocar en ellas las partes del fotomural. Después, es necesario distribuir de manera uniforme el pegamento a lo largo de la superficie con una brocha, teniendo presente que la capa quede lisa y no demasiado gruesa.”

“Poco a poco se van colocando las partes del fotomural, enrollando con el patrón hacia el interior. Una vez colocada cada parte, es necesario alisar la superficie del fotomural eliminando las burbujas de aire que puedan haber surgido, con un cepillo realizando movimientos circulares.”

Cuando todas las piezas estén colocadas, es posible que hayan quedado residuos de pegamento en el fotomural. “El exceso de cola puede retirarse con una esponja o un paño húmedo, pero con cuidado, ya que si se frota demasiado puede destrozarse la impresión del fotomural”, nos explican.

Colocar un fotomural es, como puede observarse, muy sencillo. Entre lo fácil que resulta comprar online, esperar tranquilamente a que llegue, instalarlo uno mismo y su versatilidad y precio, los fotomurales son sin ninguna duda en la alternativa ideal para llenar ese hueco vacío en la pared.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here