¿Ensanchar los zapatos es una buena opción?

0
91

Resulta curioso que muchas personas al comprar su calzado no piensan que en determinadas horas del día o incluso en algunas épocas del año su pie tiende a hincharse, por el calor o simplemente por un día duro de trabajo. Este hecho, supondrá que en esos momentos el zapato puede producirnos ciertas rozaduras o molestias al caminar.

Existen múltiples soluciones caseras, que se nos ocurren para solucionar este problemita:

  • Colocar calcetines muy gruesos en nuestros pies y andar mucho con ellos para amoldarlos a nuestro pie antes de salir de casa, esta es una de las más comunes, esto puede que esté bien en algunos casos, cuando el ensanchamiento que necesitamos es muy pequeño. Pero si no es así, estamos dañando nuestro propio pie, algo que puede ser bastante perjudicial ya que nuestro píe está es sometió durante mucho tiempo a una presión indebida.
  • Utilizar hormas de números mayores a su zapato para estirarlo, esto tampoco es una buena idea, ya que el zapato se deformará y no conseguiremos estirarlo correctamente. La función de la horma es mantener el zapato en la posición correcta mientras están guardados, para evitar deformaciones o daños en la piel del zapato como son las pequeñas arruguitas y pliegues, algo que no tiene nada que ver con estiramientos de materiales.
  • Colocar una bolsa con agua dentro del zapato y meterlos en el congelador para que, al congelarse, el volumen del agua aumente y el ejerzan esta presión en el calzado. Este truco está siendo muy utilizado en la actualidad, por sus grandes resultados, pero el problema vuelve a ser la deformación, e incluso el agrietamiento del material.

A pesar de que todas estas soluciones son erróneas, la respuesta a la pregunta del título es un gran sí, es más, existen máquinas a nivel profesional para conseguirlo, sin dañar el zapato, pero hay otras preguntas que debemos hacernos antes de ponernos manos a la obra, ¿Cuándo? Y ¿Cómo?

Cada zapato tiene su número, y esto es un estándar que no es modificable y si tratáramos de ensanchar un zapato para conseguir que este llegue a tener un número más deformaríamos el zapato y seguiríamos sin conseguir nuestro objetivo, haciendo que el zapato sea verdaderamente inservible. Ahora bien, si notamos que el número de zapato es el correcto, pero nuestro pie ha ensanchado por el calor, o simplemente tenemos una pequeña deformación que nos provocan algún daño en un tamaño estándar de zapato, entonces, es cuando debemos utilizar esta opción.

Ahora viene la segunda pregunta, ¿Cómo podemos ensanchar nuestro calzado sin dañarlo?

Lo primero que debemos saber es que los profesionales de la industria del calzado tienen herramientas especializadas para esta finalidad, distintos artilugios destinados a la dilatación de todo el zapato, este aparataje tiene mecanismos que se accionan manualmente para conseguir progresivamente un ensanchamiento. Por ello aconsejamos que la primera opción sea preguntar a los profesionales.  Podemos dilatar todo el calzado o solo zonas puntuales, dependiendo de nuestras necesidades, para esta segunda opción se utilizan unos suplementarios con forma curvada parecida a la de una habichuela o simplemente unas tenazas especiales con la parte que roza el zapato recubierta para no dañar la piel

También están comercializándose aparatos muy similares a los dilatadores completos para uso doméstico como por ejemplo los que ofrece la marca Footfitter, aunque si no queremos destrozar nuestro calzado debemos leer atentamente las instrucciones y realizar un estiramiento paulatino del calzado, sin pretender conseguir un resultado perfecto en una sola sesión, ya que esto puede tener la misma desventaja que los métodos caseros si no se utiliza de manera adecuada.

Si la dilatación que necesitamos es muy pequeña puede ayudarnos a conseguirlo utilizar agua o cremas hidratantes, que ayudarán a la dilatación y disminuirán las rozaduras al utilizarlo.

El último punto que debemos mencionar en relación con el tema que nos compete es el material. Es muy importante que identifiquemos el material que deseamos dilatar, ya que los aparatos antes mencionados están pensando para buenos materiales de alta calidad, preferiblemente naturales, ya que los materiales sintéticos tienden a resquebrajarse y romperse con mucha más facilidad, mientras que los naturales se suele moldear antes de llegar a romperse.

De todos modos, si sus pies tienen alguna forma especial, o simplemente quieres cuidarlos de los posibles daños que el calzado les pueda causar, la mejor opción será utilizar zapatos a medida, En España aún existen empresas dedicadas a este sector, un gran ejemplo de esto es José de Mora marca, especializada en calzado de lujo personalizado y a medida. Su calzado es artesanal y está realizado con los mejores materiales. Podemos decir sin temor a equivocarnos que son la perfecta unión entre calidad y diseño, por lo que no dude en contactar con la empresa Valverdeña, si desea un calzado que se adapte a usted.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here